“Los clásicos siguen vivos sin perjuicio de las nuevas obras”

 
CARLOS SIMS

“Los clásicos siguen vivos sin perjuicio de las nuevas obras”

El actor representó “Los Áspides de Cleopatra” en España, en un proyecto que indaga la gran dramaturgia del Siglo de Oro.

TRABAJANDO EN MADRID. El tucumano interpreta a Lelio, el sacerdote egipcio que acompaña a Cleopatra. GENTILEZA Valeria Andrea Ruiz

TRABAJANDO EN MADRID. El tucumano interpreta a Lelio, el sacerdote egipcio que acompaña a Cleopatra. GENTILEZA Valeria Andrea Ruiz

Lunes 03 de Febrero de 2014

En 2012, junto al director argentino Rubén Szuchmacher trabajó en “La Segunda Parte de Enrique IV”, de William Shakespeare, nada menos que en el Shakespeare’s Globe Theatre de Londres. Y ahora, hace pocos días, representó otro clásico, pero en España. Desde hace muchos años Carlos Sims está radicado en Buenos Aires y su carrera artística no para de crecer.

El actor tucumano integra el elenco de “Los Áspides de Cleopatra”, de Francisco de Rojas Zorrilla, que se estrenó en Madrid, luego de haberse presentado durante la temporada pasada en el Teatro San Martín, de Buenos Aires. “Los Áspides de Cleopatra” subió a escena durante casi todo enero, como parte de la programación oficial 2014 de la Compañía Nacional de Teatro Clásico de España.

Una compañía española lanzó el proyecto “Laboratorio América” para indagar sobre la recepción y transformación de los clásicos del Siglo de Oro español en Latinoamérica. En el país el proyecto fue dirigido por Guillermo Heras, quien seleccionó al actor. Desde España, Sims respondió las preguntas de LA GACETA.

– ¿Cómo fue la repercusión en España?

– El reestreno aquí en Madrid salió fantástico. Al principio estábamos todos un poco inquietos porque sabíamos que como el Teatro Pavón de la Casacuberta es muy diferente al San Martín de Buenos Aires, el director iba a tener que ajustar muchas cosas. Pero nos jugaron a favor los casi cuatro meses de temporada porteña para que la obra reviviera con su esencia en España. Además tuvimos un excelente equipo artístico y técnico en ambos teatros, que hizo posible hasta lo más difícil. El público madrileño nos recibió de una manera increíble: fue una alegría enterarse a los dos días de estrenar que ya estaban completas todas las funciones del fin de semana. Había un auténtico interés y todos sabían que éramos actores argentinos. Los clásicos del Siglo de Oro son mucho más populares aquí y creo que esto hizo que se disfrutara de una manera muy natural, sin prejuicios de “teatro serio”. Lo mejor era cuando salíamos a saludar: ver las caras de alegría y recibir los cálidos aplausos.

– ¿Qué rol te tocó interpretar?

– Interpreto a Lelio, el sacerdote egipcio de la corte de Cleopatra. Lo interesante del papel es que en la época de los ptolomeos los sacerdotes no sólo cumplían funciones religiosas, sino también políticas y militares. Esto ayudó a que después, en el proceso creativo, surgiese la idea de compararlo con un “ministro del interior” de nuestros días. Además, Lelio representa la voz de la conciencia de Cleopatra; debe ponerle un límite a sus asuntos amorosos y a las cuestiones de Estado.

– ¿Tu opinión sobre esta recuperación de los clásicos es que la dramaturgia contemporánea no atrae?

– Hace 216 años que no se representaba “Los Áspides de Cleopatra”; una obra de una poética bellísima y de una partitura perfecta. Este solo hecho para mí justifica este emprendimiento que, a su vez, permite volver a disfrutar los clásicos que son el acervo de nuestra dramaturgia castellana. Sin embargo, pienso que los clásicos siguen vivos sin quitarle espacio a las dramaturgias nuevas, sin perjuicio de las obras nuevas. De hecho, creo que estamos viviendo un muy buen momento en cuanto a nuevas obras teatrales: se me vienen a la cabeza Mauricio KartúnLuis Cano oMariano Tenconi Blanco, como buenos y a la vez diferentes exponentes que en los últimos tres años han venido ofreciéndonos universos propios y actuales o vanguardistas, por así decirlo. Quizás estos ya sean los futuros clásicos…

– ¿El desafío actoral es distinto con un clásico?

– Como actor, trabajar en una obra clásica o contemporánea me resulta igual de comprometido. Lo que pasa con los clásicos es que, dependiendo de la manera en que se monten, uno tiene que jugar con formas muy conocidas. Por ejemplo, con esta obra de Rojas Zorrilla siempre estaba la expectativa de cómo íbamos a decir el verso. De todas maneras, para mí el desafío siempre pasa por estudiar e investigar esas formas y textos, para trabajar con la mayor entrega posible a la mirada que tiene el director sobre el material.

Anuncios

El tucumano Carlos Sims en el Globe Theatre

http://www.lagaceta.com.ar/nota/486859/Espectaculos/El-tucumano-Carlos-Sims-en-el-Globe-Theatre.html

"EL CASTIGO SIN VENGANZA". El intérprete, desempeñando el rol del Marqués de Mantúa en la obra de Lope de la Vega. GENTILEZA FERNANDO ARLUNA

09:12 – Jueves, 19 de Abril de 2012 – Tucumán – Argentina
LONDRES / TEATRO

El tucumano Carlos Sims en el Globe Theatre

Jueves, 19 de Abril de 2012 | El festival internacional William Shakespeare será la antesala de los Juegos Olímpicos en el Reino
Unido
El teatro Shakespeare’s Globe Theatre de Londres está ultimando los detalles del proyecto Globe to Globe en el marco del World
Shakespeare Festival, que comenzará el 21, en vísperas del cumpleaños de William Shakespeare, y que será la antesala de los
juegos olímpicos London 2012.
El emblemático teatro inglés convocó al director argentino Rubén Szuchmacher para montar “La Segunda Parte de Enrique IV” de
William Shakespeare en español-argentino. De esta manera el país estará presente en lo que se dio a conocer como la Cultural
Olympiad. Las funciones serán los días 15 y 16 de mayo, con el estreno de esta obra que tendrá entre su elenco a Graciela
Martinelli, Horacio Acosta, Irina Alonso, Horacio Peña, Julián Vilar, y al tucumano Carlos Sims, entre los 15 actores que
estarán arriba del escenario dándole vida a una de las obras más particulares del repertorio Shakespeare.
El actor tucumano, establecido hace más 10 en Buenos Aires, está disponiendo todo para esta travesía definida como “un
maravilloso viaje a Disney” por el propio Szuchmacher, dejando encaminado entre otros proyectos, “El Gigante Amapolas”, la
celebrada obra de Juan Bautista Alberdi, bajo la dirección de Laura Garaglia, que se está representando en Buenos Aires en el
circuito independiente. LA GACETA pudo entrevistar a Sims, dos semanas antes de su viaje.

– Contanos un poco cómo llegaste a Buenos Aires. ¿Estudiabas aquí teatro, en algún taller o la facultad?

– Es la historia de mi vida. Cuando salí del colegio me anoté en Ingeniería Informática en la UNSTA. A pesar de tener grandes
inquietudes artísticas, venía de una familia de ingenieros agrónomos, del campo, con una madre médica: no sabía cómo arrancar.
Estuve un par de años dando vueltas hasta que me llegó el día y me planté, era algo que no tenía pie ni cabeza. Había estado
averiguando algunos talleres de teatro en Tucumán, pero que por una cosa u otra no me obligaban a lo que yo quería: cambiar la
carrera. Así que decidí venirme. Ahora que lo veo a la distancia te puedo decir que fue parte de un proceso catártico. Una vez aquí, y
con el peso de un “fracaso” en la mochila, busqué una escuela donde pudiera dedicarle los años de formación que le debía a mi
vocación. Ahí fue cuando probé suerte en el ingreso de la escuela de Agustín Alezzo, y me aceptaron.

– Trabajar con Rubén Szuchmacher y Luis Cano, es toda una definición. Como actor, ¿donde te planteás con mayor
seguridad? ¿Acentúas la expresividad gestual o el texto ?

– Haber elegido la obra de Cano y trabajar con Rubén desde ya son hechos que tienen que ver con que soy un actor que valora el
texto por sobre todo. Para mí el texto es una partitura, sea por su forma o por su poética. Por supuesto que existen muchos tipos de
teatros y muchos tipos de actores, claro, pero yo siento que mientras exista un autor, la expresividad y los movimientos deben ser
puestos al servicio del texto, porque si ocurre al revés, toda esa expresividad puede convertirse en un mero adorno, o, en el peor de
los casos, en un peso muerto.

– ¿Has trabajado con algún método en particular?
– Por ahora no, porque la verdad es que, al día de hoy, en todas las obras en las que participé había textos y directores diferentes cada
uno con su propio sistema. Tengo la suerte de tener una formación muy mixta. Por un lado me formé con la plena libertad de las emociones, los pensamientos y la relación con mis compañeros en escena, y por otro, entrené con la rigurosidad del texto, del espacio, de manejar las intensidades y las energías. Al final, el único método es ponerse a disposición del director.

– ¿ Qué rol interpretas en “La Segunda Parte de Enrique IV” de William Shakespeare?
– La obra tiene alrededor de 40 personajes, y somos nada más que 15 actores, así que la mayoría de nosotros vamos a interpretar más
de un rol. Entre los míos se destacan el Duque de Gloucester -el hijo más chico del rey-, y Travers, un secretario del bando contrario,
entre otros. Hoy por hoy, ya estamos en la recta final. Los ensayos son pura adrenalina. Hablando de métodos y sistemas,
Shakespeare tiene el suyo propio, y eso es algo que investigamos todo el tiempo en los ensayos de la mano de Rubén. A su vez, la
obra va a ser muy argentina, y creo humildemente que a los ingleses les va a encantar.

– Hay un poquito de nervios por trabajar en Globe to Globe.
-Todavía no. Pero cuando llegue te cuento. Además de Enrique IV, estoy trabajando en otras dos obras: “El Gigante Amapolas”, de
Juan Bautista Alberdi, dirigido por Laura Garaglia, y “El Castigo sin Venganza”, de Lope de Vega, dirigido por Francisco Civit;
tengo que confesarte que esto me ha dado mucha confianza con los clásicos. Acerca del Globe, bueno…, he visto fotos y videos, de
hecho hay varias películas que se filmaron ahí, es decir que sé a dónde voy.

Enrique IV, parte II

Hoy, en el día internacional del teatro, estoy muy contento de compartir con todos ustedes el estreno de Enrique IV -mi primer Shakespeare!- en el Globe Theatre de Londres, el 15 de mayo, de la mano de un elenco y un equipo mágicos… dirigidos por Rubén Szuchmacher, Cheers!

LINK: http://globetoglobe.shakespearesglobe.com/plays/henry-iv-part-2/english-73

Tráiler:

El Castigo sin Venganza – estreno domingo 18 de marzo

El Gigante Amapolas – estreno domingo 4 de marzo

Ralph Fiennes

Ralph Fiennes, cuestionario Proust:

Where would you like to live?
Near the sea—on a coastline.

Leer artículo completo en Vanity Fair

Illustration by Risko

Illustration by Risko

El diario de Carmen

No soy crítico, ni mucho menos, pero me permito compartirles esto que escribí luego de ver esta obra.
“Carmen” de Luis Cano. Teatro. Todo lo que pasa -porque…, pasan cosas- todo lo que pasa es ver-da-de-ro.

Actores con potencia -¿”caudal”, se dice?- interpretativo. Actores de carne y hueso, con cráneos que suenan a madera y lengüitas que hacen del chistar un efecto amplificado en la sala. “Plenos de recursos” como se dice. A prueba de impostaciones y artilugios del “teatro mortal” o trucho, bah.

Así se actúa: detrás del nervio, la escenografía y de las luces, los actores debemos llegar a la función dispuestos para el juego y sus reglas, nunca olvidándose que viene para jugar un juego (play the game).

El Rito. El teatro de Luis Cano, esta pieza -para no ser sabelotodo- utiliza el artificio, se vale de él. EJEMPLO: Una estética. La camisola de Carmen haciendo juego con el empapelado, la paleta de luces, el uniforme tipo “pampero”. ¿La época? ¿la geografía?. Simbología estética necesaria para ayudarnos a apartar lo que pensamos acerca de lo que nos pasa, de lo que efectivamente nos pasa.

————————————-más info————————————-

El diario de Carmen

De Luis Cano

Ficha técnico artísticaAutoríaLuis Cano
DramaturgiaLuis Cano
ActuanGaby FerreroMauricio Minetti
VestuarioLorena BallestreroLaura Rovito
IluminaciónMariano Arrigoni
Diseño de espacioLuis Cano
Realización escenográficaGuillermo ManenteVìctor Salvatore
UtileroLorena BallestreroLaura Rovito
IlustradorLaura Rovito
Asistencia generalMicaela Picarelli
CoreografíaLuciana Acuña
Dirección vocalTian Brass
DirecciónLuis CanoWeb: http://www.facebook.com/#!/photo.php?fbid=1763248873787&set=a.1686209467850.92673.1016041358&type=1&theater
ELKAFKA ESPACIO TEATRAL
Lambaré 866 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Reservas: 4862-5439
Web: http://elkafkaespacioteatral.blogspot.com
Entrada: $ 50,00 y $ 40,00 – Jueves – 21:00 hs