Ventana Urbana (nuevo local)

Tengo una ventana -no tan secreta- que me muestra un chico, convenientemente escogido, repartiendo folletos. Lo veo ofrecer y poner caras bonitas. Hay chicas también repartiendo, un tanto desesperadas y, quizás, no tan bien escogidas. Las caras de ellas nos muestran la angustia y el agobio del negocio por vender, por otro local más. Pasa la gente por la peatonal. Se supone que ellos, los promotores, deben hablarles de la nueva sucursal, capturar nuevos clientes y porqué no nuevos mercados si los hubiera. A mansalva. Los nenes clientas nenas, las nenas, clientes nenes. Brindando sus bellos cuerpos a la empresa, poniendo a disposición todo cuanto se necesite. Pero la gente pasa, y rápido. Pasa ocupada. Pasa distraída. 

Tiran los folletos, reciben los folletos, esquivan los folletos. Nunca leen, nunca escuchan.  El muchacho, mientras trata de hablarles a distraídas y apuradas mujeres, aprovecha para admirar sus… bueno, sus culos. 

Anuncios

Acerca de Carlos Sims
Otro actor que escribe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: